martes, 7 de abril de 2009

AL OESTE DE LA BOA (el Privilegio de ser Sub Dotado) para Eloise


la Campana de Gaus ¡ÉS la BOA con indigesto Elefante BLANCO al Centro!

Al Oeste de la BOA (Campana de Gaus), estamos los Sub Dotados con múltiples ineptitudes, tales como Autismo, Dislexia, Irrespetuosidad, amén de Irreligiosidad. Los que nos rodean nos tachan de "irresponsables" y quieren condicionarnos a todo tipo de actividades para colocarnos al Centro de la BOA (Campana de Gaus) aplastados bajo su Elefante Blanco. Al no lograrlo, también nos tachan de "desobedientes".

Así como los infelices Super Dotados al Este de la BOA (Campana de Gaus) tienen ésa deficiencia (la infelicidad), nosotros también tenemos alguna que otra cualidad: como un Sentido del Humor y una Habilidad Manual  enajenantemente fuera de lo común. De la Memoria mejor ni hablemos: está condicionada a nuestra Autista conveniencia. Nuestro Sentido del Humor aunado a nuestra Irrespetuosidad e Irreligiosidad, provoca tales horrores y ansiedades en la mediocre Sociedad a nuestro alrededor, que despertamos su rechazo por envidia. Ahí nos salva el Autismo: siendo nuestros más preciados tesoros doña Soledad y don Vale Madrismo, tendemos a doña Distancia. Entonces, tan pobre la Sociedad que nos llama "sociópatas"; patas tenemos y pa donde miran, andamos.

Curiosamente, los Animales también están al Oeste de dicha Campana Gausiana (clica los Olvidos de la Memoria acá). Contrariamente a la pobre Sociedad, los Animales nos aceptan en vez de rechazar: nos enseñan su lenguaje y muchas veces hasta nos salvan la vida. Estoy plenamente seguro que San Francisco estaba al Oeste de la Campana, y que la pobre Sociedad que lo rodeaba estaba anclada al Centro...donde la principal característica, es tener un Cerebro Miope (y éso ¡si acaso tienen cerebro!).

Recuerdo bien al aburrido Colegio de Jesuitas, ya refugiados en España. Nos daban clases de Francés: digo, es mi lengua Materna y me la queria enseñar un profesor que ni la sabia pronunciar, mucho menos hablar. Y el profesor de dibujo nos ponía dibujos tan llanos, tan lineales, tan aburridos, que me hice amigo de los de 7° grado. (yo estaba en Ingreso) Ellos si tenían dibujos sombreados y tridimensionales de cangrejos, de bosques, de animales y otras cosas que yo Sí conocía. Me los prestaban, y decía en la casa que era mi Tarea. Luego, ellos sacaban su 10 en dibujo...

Claro que todo se descubrió el día que no tenía ni derecho a exámen final, por no haber llevado ninguna tarea al Colegio, durante todo el año. Mi madre llegó furiosa con el director; ella me habia supervisado en casa -"¡todas las tareas!"- Ya después me pasaron de año, con una nota roja: ahora me ficharon como "indisciplinado".

Acá en México no me fué mejor. Casi la mitad del año me fuí de pinta. Si la educación de los Jesuitas era aburrida, la de Maristas era para verdaderos retrasados mentales...el profe de Dibujo nos enseñaba algo llamado "dibujo constructivo". Trazando una raya llamada "horizonte", se marcaba con un punto a la izquierda y otro a la derecha (llamados "focos"). Después se trazaba una vertical al centro del "horizonte". Partiendo de cada foco se trazaban líneas, como rayos de una bicicleta cuyas ruedas fueran más cuadradas qu'el casco de los Godos, donde se colocaban más verticales para conformar la puerta, varias ventanas...

"Oiga, maestro - dije frente a toda la clase - si veo la calle a la izquierda, ¿las líneas salen de su centro desde el horizonte?"

"Muy bien, señor Lobo, así es"- me contestó el pobre...

"Y si volteo al otro lado de la misma calle, ¿está ahí otro Foco de donde también convergen las líneas de ése lado?"- volví a preguntarle.

"Ésta vez entendió perfectamente, señor Lobo !"- me contestó triunfalmente. Exploté entonces:

"Pues no es verdad: al mirar el edificio de frente, no veo los ángulos donde deberían unirse las líneas que irradian de cada foco. Luego entonces y por consiguiente, son líneas curvas ¡no  son correctas las rectas!"- Una carcajada de todos los alumnos a coro interrumpió nuestra amable conversación. Me expulsaron de clase ¡todo el año! Mi madre aceptó que viviera tres meses en E.U.A. (después de mi escapada y nadar el Río Bravo para llegar allá) en casa de mi hermana mayor, para aprender inglés mientras terminaba el año que tenía que repetir...

Muchos años después. me fascinaron los grabados de Mauritz Escher... se inspiró en los azulejos y las grecas de Granada.

Hoy, con mi habilidad manual me gano la vida sin lujos ni carencias. Mis clientes son gente sencilla del campo, de pueblitos y con autos viejos. Igual de Dis-Capacitados que yo. La comida es fresca y natural: el apartarme de grandes ciudades con sus mediocres Sociedades me ha mantenido sano, fuerte y delgado. Vivo como me gusta sin molestar a nadie, la familia me vé como medio excéntrico-medio limitado y me dejan en paz. Tienen buena salud, están haciendo su vida a su modo, con quien y donde escogieron: aunque a veces se van un poco lejos, y los extraña mi corazón, debo decir. Pero mi corazón también está contento con tanta riqueza familiar; riqueza que no existe en ningún banco...

...si fuera Super Dotado, ¡estaría al borde del suicidio! A los Sub Dotados, "¡nos vale madre!" (desobedientes, sociópatas, irresponsables, indisaciplinados, burlones, independientes, libres y jodidos ... ¡pero contentos!)

...un verdadero privilegio ¡que no tiene Pre¢¢¢io!
Fuentes:

Agradecimiento:
Antoine de Saint-Exupéry (écrivain, poète et aviateur français)
por su entrevista con Le Petit Prince.

miércoles, 1 de abril de 2009

la Astrología y yo



Empecé mi curso de Astrología con un alquimista checo llamado Trnka. Siendo la última letra única vocal del apellido, nos dirigíamos al maestro por su nombre de pila: Milosh.

Todo iba sobre ruedas, tanto en las descripciones planetarias como en sus diferentes posiciones y su relación correspondiente con nuestro lugar en éste espacio terrestre a través del tiempo.

El primer ejercicio serio fué anotar los datos para hacer nuestra carta natal, analizándola después como primera práctica.

"Es como si en un crucero, tenemos la decisión de ir y venir a nuestro antojo" nos decía Milosh "pero el crucero ya tiene su curso marcado en el océano, desde su partida hasta su llegada. La Astrología es como trazar ése curso evitando los témpanos: nosotros somos libres dentro del barco, nada más"

También tenía otras máximas: "La Astrología es una ciencia exacta, como las Matemáticas. Por ello utilizamos las coordenadas de la NASA: el error sólo puede ocurrir con la interpretación. Y ése es un Don de nacimiento que éste curso no ofrece"

El primer problema al que me enfrenté, fué haber nacido en París durante la ocupación alemana. Nada más en 1943, era una biblia de grueso el libro de los cambios horarios, efectuados por los alemanes para "destantear" al enemigo. Recuerdo muy bien que observé: "posiblemente a los propios alemanes, nuestros cambios de hora a cada rato nos destantearon tanto, que por éso perdimos la guerra"

Pasado éste primer ejercicio y ya colocados los planetas en mi carta para analizar sus oposiciones, trinos y cuadraturas, además de las terribles conjunciones, fué cuando apareció la posición de Saturno, Urano y Plutón...favorablemente aspectados, menos mal.

Son los planetas que configuran nuestra relación con la Muerte ··· ya decia yo desde hace un buen rato, que la Muerte era mi Ángel guardián. No en vano vivo mi vida intensamente: estoy favorecido gracias a mi carácter tan explosivo.

Tantos accidentes, tantos errores y tanta impulsividad construyendo mi vida -mientras a otros seres más reposados y ecuánimes, se los lleva el tren ¡a las primeras de cambio!- marcaban poco a poco muy notables posiciones planetarias, como el día de mi séptimo cumpleaños: me quemaron el sistema digestivo completo, gracias a las sulfas recetadas en exceso.

También marcaban otras posiciones notables: el día que recibí la bala en la columna, bala que por un pelo me deja en silla de ruedas ¡el mero día de mi veinteavo cumpleaños! Las de tantos autos 'pérdida total', de los que salía caminando un poco moreteado, nada más. Hasta tenía pensado actuar de doble en el Cine destruyendo autos, para no tener que pagarlos: al contrario, que me pagaran a mí ¡el pinche susto! 

Poco a poco noté otra cosa en relación a ser libre dentro del barco: o bien la Ignorancia también era mi Ángel protector ···o bien pareciera que la Muerte y la Ignorancia tuvieran una misma ID-entidad...además, como que la Muerte se alimentaba con mis enemigos. En ésa parte, mi concepto del bien y el mal cáusame tremendos sentimientos de culpa, así que mejor aprendí a no tener enemigos ··· por éso está tan flaca la pobre: ¡no la quiero alimentar para nada!

Aún con tal dieta, es sumamente solidaria, yo diría que hasta es mi mejor amiga. Claro que sus primeras visitas me estremecieron hasta el tuétano. Pero poco a poco noté su soledad (nadie la aprecia ni mucho menos la quiere), nadie la invita y todos le cierran la puerta, cuando educadamente la toca. Así aprendí a no actuar tan poco humanamente con mi Protectora tan solidaria. Cuando toca a mi puerta, le invito un cafecito ··· o cuando prefiere, un mezcal. A fin de cuentas, el día que cruce a la Otra Orilla prefiero hacerlo guiado por una amiga.

Así llegué al punto en donde preferí "no adelantar la película". Cuando te la cuentan por anticipado, te echan a perder la Sor Presa del día que la ves por vez primera. Y las monjas encarceladas son notoriamente vengativas...Ése día, está entre mis más grandes realizaciones. Sintiendo una intensa alegría, compartí orgullosamente con Milosh mi descubrimiento. De Capricornio a Capricornio, asi de íntimo era el asunto ··· asegún yo. (a la Muerte no la llamaba "Morena" como yo: para él, era el "Chamuquín" o sea, el Diablo)

"Milosh, acabo de encontrar uno de los mayores tesoros en mi vida; el no querer Saber. Si anticipadamente sé que me voy a sacar la Lotería, posiblemente empiece a celebrar tanto, que gaste más de la cuenta antes de ganarla. Y si sé de un accidente, me voy a angustiar tanto desde mucho antes que posiblemente lo vuelva fatal. Prefiero encarar las cosas en su momento, sean muy buenas o muy malas"

El segundo problema al que me enfrenté entonces, fué el Silencio: casi nunca volvió a dirigirme la palabra Milosh, el Alquimista ofendido. Tampoco encontró jamás su Piedra Filosofal ··· al que sí encontró poco después fué ¡al pinche "Chamuquín" !

... enseñanzas "entre líneas" del Milosh:
que nací con Dones
protegido por la Morena,
"buscado" por el Rayo
y con herencia Haiduk.