sábado, 25 de diciembre de 2010

mi Alma es Mexicana: Wirikuta mi Corazón

Chaquira Wixárica
Aquella NocheBuena, mientras nuestra familia curiosa le preguntaban a Vicky y a nuestro amigo José (Marakame Wixárika), sobre la espiritualidad del Jicuri (peyote) y su relación con la filosofía budista, me dejé ir a cierta Primavera allá por 1975, cuando estaba acampando con Scott y Miguel en "Wirikuta" junto a mi Matida McCulloch (Combi Blanca) y les conté:
"Despés de comer cuatro cabezas a cuál de peor sabor, después de filmar con Scott y Miguel el atardecer y las flamas de nuestra hoguera en pleno desierto, después de cenar allá en Wirikuta al pié del Cerro Quemado, me dió por caminar y conocer el desierto nocturno."

"Era una noche clara, llena de estrellas sin Luna. Veía al desierto frente a mí, como si fuera un plato al revés, disponiéndome a llegar caminando hasta su lomo para dominar toda la inmensidad nocturna desde ahí. Mi hombro derecho apuntaba hacia una tormenta con rayos por allá en un horizonte lejano, perfilando a reojo una Sierra del Catorce empequeñecida de tanta distancia."

"Escuchaba las conversaciones entre jaurías de Coyotes, contándose las novedades y que un extraño los visitaba sin portar armas. Todo lo que era sombra, contenía espinas impresionantes. Todo lo claro era el piso desierto, limpio de espinas. Noté unas piedras cúbicas de forma, como carbón en apariencia pero tan duro que no tiznaba, conteniendo vetas blancas.

Recogí algunas muestras y al agacharme, noté escondida entre las sombras espinosas una liebre de grandes orejas anaranjadas que observaba con gran curiosidad mi recolección. Estaba muy tranquila a menos de un metro, sabiéndose protegida entre sus espinosas amigas."

"Encontré unos escarabajos muy similares a los de mi casa en Santiago Tepetlapa. Pero éstos carecían de la tan mal llamada simetría: su lado derecho no era la imágen en el espejo del izquierdo, sino que todo era un dibujo con la misma diagonal, embelleciendo todo el bicho. Notablemente, tampoco encontré serpientes venenosas ni animales pozoñosos."

"A las dos horas de caminar, pensé en regresar a nuestro campamento, tan fácil de localizar por sobresalir el techo de "Matilda McCulloch"
(aquella Combi Blanca) encima de toda la espinuda vegetación. Algunas Maternidades con su bebé (Palma Yuca) en los brazos eran más altas, acachándose un poco para obsevar mi perplejidad por no ver ninguna Combi, ninguna hoguera encendida, ningún rastro del nuestro campamento."

-"El Extraño está perdido, el Perdido está extrañado"- se aullaban las jaurías de Coyotes entre ellos. Una Lechuza me saludó con su estricencia, obligándome a verla por encima de mi hombro izquierdo. La ví recortada sobre los relámpagos de la lejanía. Voló protectoramente sobre mi cabeza, como aquellas amigas de mis Selvas adolescentes. -"Pon los Relámpagos sobre tu hombro derecho, y encontrarás lo que buscas"- llegó entonces a mi mente."

"Caminando mi regreso, noté que el efecto de plato al revés (cuyo domo se alejaba a medida que avanzaba hacia su cúspide) era muy similar a la curvatura marina: nunca se llega ni al borde ni a la cúspide del plato llamado "Non Plus Ultra". Las jaurías de Coyotes aullaban frente a mí -"Guiémos al Perdido paque s'encuentre, encontremos al Perdido paque se Guíe"- hasta que dos horas después bajo estrellas sin Luna, apareció el esperado resplandor blanco de Matilda dominando
espinudas sombras. Recogí los huesos de pollos que horas antes cenamos, para entregárselos a mis burlones hermanos Coyotes. -"Sabe cocinar éste Perdido Encontrado, sabe encontrar éste Cocinero Perdido"- coreaban, aullando su gusto."

"No supe cuánto había dormido: me desperté por el ruido de una desvencijada carreta de bueyes, a punto de arrollarme. Crujía el desierto entero bajo enormes ruedas, bajo cascos de enormes bueyes. Nos levantamos apresuradamente, y NADA: ¡no había nada! En cuanto nos acostábamos ¡sentíamos que nos arrollaban! Hasta que vino a la mente -"Debe ser un Espejismo Acústico"- mientras la hermana Lechuza, alzaba su silencioso vuelo desde una Maternidad dejándome seguro con los míos."

nuestro Sol salió de Wirikuta y la Luna nació en Wirikuta


Olivia Carrión -- Miguel Grunstein -- Scott S. Robinson -- Carlos Saenz
(1975 -- 50 min. -- México)
De vuelta a nuestra conversación Navideña, vi a  José mirando muy contento similares recuerdos. No pude compartirles más: que no es el Peyote, que no es el Jikuri; que la experiencia ES Wirikuta, desierto nada desierto, tan lleno de Vida y de Magia, tan Madre Naturaleza; que el Jikuri es como mi Matilda (VW Combi´73 blanca): un medio de transporte para llegar, nada más; que muchos van pero pocos llegan. Cuando Miguel, Scott y éste MiLUsos salíamos de Wirikuta, mi Matilda se rebeló y logró atascarse en el ÚNiCO charco de todo un Desierto: prefería no dejar Wirikuta.

Que cuando regresé a Wirikuta para quedarme unos días en Estación Catorce y rescatar la Willys de Paolo, allá en 1991, no ingerimos Jikuri y fuimos a varias fiestas rancheras; que Wirikuta nuevamente me acogió con las hermanas estrellas e invitando a la Luna en enorme festejo por mi regreso; que comimos chochas (flores de la palma yuca), cabuches (flores de la biznaga de espina rosa) capead@s en huevo, quesos de cabra frescos en panes horneados con gobernadora. Y mezcal a morro entre cerveza y cerveza, lubricando tan aventureros gañotes.

El 25 por la tarde comiendo el recalentadito, noté otra ventaja de hornear un pavo previamente ahumado: como los romeritos y como el buen mole casero, ¡se torna más mejor qu'el día anterior!

Mas tarde se despidió nuestra Familia para regresar a Puebla y llegar al hogar en buena hora. Nuestro amigo José llevó su familia al mercado de Tepoztlán para vender sus artesanías de chaquira. Vicky irá por la noche a casa de Isabel Tercero y Cipriano (Mitote Jazz) para estar de fiesta.

Preferí quedarme descansando, viendo TV con Iván. Y no me arrepentí. Para los que amamos México hasta la médula, éste año que termina abundó en torpezas, desaciertos, masacres y mentiras de nuestro Gobierno de Pacotilla (con perdón de Paco y Costilla). Éso nos estruja la existencia algo poco.

Empecé viendo al Perfecto Ojete, al Doctor House: tan capricorniano y mujeriego que me identifico plenamente, como todo buen sinvergüenza. No, ni me duele la pierna. En los comerciales exploré la programación de otros canales, y en el cultural 22 nada más decía "Programación Navideña", como si pasaran gilipolleces tan sabidas por repetidas,  tan mal hechas por tan vistas ya ··· menos mal que ganó la Curiosidad: estaba en concierto la Orquesta Filarmónica de las Américas, dirigida por su fundadora: Alondra de la Parra. Aparte de tan melódico nombre, Alondra dirige con mano firme a músicos extremadamente talentosos, tan amantes de su instrumento como de nuestra música mexicana. ¿El nombre de tal concierto? ¡"Mi ALMA MEXiCANA"!

Retransmisión del 30 de Noviembre en el Auritorio Nacional de la Ciudad de México .Los había escuchado anteriormente el 15 de Septiembre: fueron lo ÚNiCO que valió la pena entre TODOS los festejos del (tan cacareado y fallido) Bicentenario.



Ésta mujer sabe combinar con gusto desde lo más tradicional y clásico, hasta los más rumbero y cabaretero de nuestro país. Una composición que no conocía, transporta TOTALMENTE al subconsciente: "Preludio al Sueño", de Federico Ibarra. Desde Revueltas y Moncayo, no escuchaba música tan expresiva. Claro, no faltó el Huapango de Moncayo, de mis favoritas. Es la mejor interpretación que oí hasta ahora! También magistralmente interpretado el vals "Sobre las Olas", sin empalagos ni cursilerías (no es de mis favoritos). Claro que tengo lo mío de cursi; me encantó ésta entre las canciones favoritas de mi loco corazón:



Lo escuché todo todo. Hasta entré a su página para averiguar más. Y yo, aborrecedor de políticos mexicanos antes que cualquier otra cosa del Mundo, me voy topando con que ··· ¡Es nuera del ex-presidente Zedillo! (¡no me jodan!) Con tales relaciones no extraña que a los 30 años haya logrado tanto. Ojalá y otros provilegiados fueran así de talentosos, así de amantes con mi México. Porque talento tiene, así como estudios y carrera por méritos propios. Sus músicos son inmejorables, dándole sabor a la música como pocos. Realmente estoy encantado con éste descubrimiento: valieron la pena los sinsabores políticos al darme cuenta de su contraparte, de que sí habemos mexicanos enamorados de nuestro país, construyéndolo con nuestro trabajo. El Arte es el medio para proyectar nuestro México real, siguiendo con nuestra Gastronomía. ancestral Ya ni menciono nuestra gente, ni nuestro accidentado paisaje, ni nuestro catastrófico clima ···

Les comparto ésta la más mejor Navidad: con perdón de hijos tan ausentes y tan a gusto en otras tierras, gozando también cada uno su mejor Navidad.
¡Que tengan un FELiZ AÑO!!!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

la Luz Zoodiacal y el Falso Amanecer

Comentaba ayer con DRD que somos una arenita en el Desierto ante la vastedad del Universo, que si desaparecemos nuestro planeta, ni en cuenta. Me respondió que por éso hay que mirar al Cielo de Noche. Al repasar mis enlaces TWAN y ver lo nuevo, asomó el Universo preguntando:

»¿Cuántas arenitas del Desierto pueden cantar Música Viva? «
vean la video con altavoces/audífonos prendidos
Posteado en Astronomy Picture of the Day éste video "time-lapse" capturó la luz zodiacal levantando sobre los Himalayas en la región Ladakh, al norte de la India. En ciertos intervalos del año, el horizonte previo al Sol naciente empieza a brillar antes de lo previsto. El Sol no origina directamente éste brillo, es el polvo interplanetario reflejando la luz solar. Conocido como Luz Zoodiacal, éste triángulo brillante suele confundirse con el amanecer, por lo que se denomina como Falso Amanecer.

Se grabaron dos películas en "timelapse" cada una condensando unas cinco horas (de la Medianoche  hasta el Amanecer), desde la percha de un bservatorio entre los  más elevados del mundo: el Monte Saraswati cercano a Hanle. En su máximo, la naciente Luz Zoodiacal brilla más que el disco central de nuestra Vía Láctea -- visible como una banda diagonal moviéndose de izquierda a derecha atravesando el cuadro.

Fuentes (Image Credit & Copyright):

jueves, 25 de noviembre de 2010

La Jeune Fille Et Les Loups · la Doncella y los Lobos

Pongo el trailer (claro, ¡aviones tenía que haber!):


A continuación una pequeña sinopsis traducida por el MiLUsos:

En una región montañosa cerca de la frontera italiana, durante los años 1920, Angèle estudia para ser veterinaria. Teniendo que enfrentar el desprecio de sus profesores a razón de su sexo, decide hacer sus pininos asociándose con Zhormov, un aventurero buscando animales salvajes para su circo. Pero su avión se estrella en la montaña, y Angèle queda herida. Zhormov la deja con una hoguera encendida y su pistola, recomendándole no dormirse sobre la nieve, y parte él solo a buscar auxilio. A cada uno de ellos se acerca una jauría de lobos amenazadores. Zhormov se reúne con gendarmes que lo llevan a Émile, joven industrial ambicioso, propietario de terrenos en la montaña y prometido de Angèle.

Los gendarmes que partieron a buscar el campamento de Angèle lo encuentran desierto. Se les ocurre visitar a Giuseppe, campesino italiano que vive solitario en la montaña. ëste último dormía cuando poasó el accidente. Convencidos de que Angèle o bien murió de frío o fué presa de los lobos, los gendarmes suspenden la búsqueda. Giuseppe encuentra entonces a Angèle, porque el lobo negro que había domesticado la salvó. Angèle, sintiéndose nerviosa por la presencia de Giuseppe, se repone de sus heridas y regresa al pueblo.

Émile sueña con proyectos de abrir la montaña al turismo, pero la presencia de lobos no lo permite. Al deshielo,  envía a su hombre de confianza, Jacob, para poner trampas a los lobos. Cuando Angèle intenta convencer a Émile de abandonar sus proyectos, obtiene a cambio de su consentimiento al matrimonio, ir a convencer a Giuseppe para llevarse sus lobos a Italia. Al llegar a su cabaña, ayuda a Giuseppe a curar un lobo herido por una trampa. Jacob la siguió sin dejarse ver y reporta a Émile las familiaridades de que fué testigo.

Émile los sorprende por fin al iniciar su relación amorosa; furioso le prende fuego a la cabaña. Cuando Giuseppe descubre el incendio, alcanza a Émile por el camino. Émile empuja a Giuseppe al torrente helado. Angèle obtiene finalmente la autorización para llevarse los lobos a Italia. Giuseppe sube clandestinamente al convoy enviando un gesto discreto a Angèle, muy emocionada por la supervivencia de su salvador y por ver a la distancia, al lobo negro que creía desaparecido con su amo en el torrente.

LOCACIONES: Ile de France, Italie, Rhône-Alpes (Sixt Fer à Cheval, Plateau des Glières, Cormet de Roselend, Cormet d'Arèches vers le Lac des fées)

Filmada con lobos reales, por: Epithète Films / France 2 Cinéma / France 3 Cinéma / Rhône-Alpes Cinéma

AKA
La música (los voy a aburrir, ya sé!) es de Armand Amar, quien compuso la banda sonora de HOME. Cada que investigo algo sobre éste autor, me lleva a descubrir ya sea el Doudouk, o bien recordar al Primer Grito (que me llegó, me llegó muy fuerte, recibí el primer grito de Jean y el de Álex, en nuestro hogar) y ahora, "la Jóven y los Lobos". No he visto la película, espero que la TV satelital se ponga las pilas. Oigan el tema principal de La Jeune Fille Et Les Loups:


Seguidamente añado el poema que inspiró ésta historia de la vida real; poema que detalla nuestros sentimientos al enfrentar un enemigo noble, que no nos dá la espalda y sabe morir de frente; cuando como cazadores, nos damos cuenta que no es nuestro enemigo, sino que invadimos su territorio sin permiso y por la fuerza de las armas:

autor: Alfred de Vigny
Les Destinées: poëmes philosophiques
La Mort du Loup (1838 · la Muerte del Lobo)
traducción: el MiLUsos


I

Las nubes corrían sobre la Luna inflamada
como sobre un incendio vemos al humo,
y negros los bosques estaban hasta el horizonte.
Marchábamos sin hablar, entre yerba húmeda,
entre brezos espesos y entre altos matorrales,
cuando, bajo unos pinos similares a los de Landes
apercibimos marcadas las enormes uñas
de aquellos lobos viajeros que acechábamos.
Escuchábamos, reteniendo nuesto aliento
y a paso suspendido.-- Ni el bosque ni la planicie
le soltaban un suspiro a los aires; solamente
la Veleta le gritaba su duelo al firmamento,
pues el viento, elevado muy arriba de las tierras,
no rozaba con sus pies mas que torres solitarias;
y los encinos de abajo, contra las rocas inclinados,
sobre sus codos parecían adormecidos y recostados.
Nada murmuraba entonces, cuando, bajando la cabeza,
el más viejo de los cazadores que formaban ésta búsqueda
oteó la arena, esperando, de rodillas,
que alguna estrella lanzara su resplandor sobre nosotros;
entonces, muy bajito, juró que éstas huellas recientes
delataban la caminata y las potentes garras
de dos grandes Lobos-ataca-ciervos con dos Lobeznos.
Fué cuando todos preparamos nuestros cuchillos
y, escondiendo nuestros fusiles por sus reflejos demasiado brillantes,
fuímos avanzando pasito a paso, apartando todas las ramas.

Tres se detuvieron y yo, buscando qué veían,
apercibí repentinamente dos ojos que flameaban,
viendo más allá algunas formas ligeras
danzando bajo la luna entre los brezos,
como lo hacen a diario, con gran ruido bajo nuestra mirada,
al regreso de su amo los alegres lebreles.
El estilo era semejante y semejante la danza;
mas los infantes del Lobo jugaban en silencio,
sabiendo bien que a dos pasos, durmiendo a medias,
se acuesta entre sus muros el hombre, su enemigo.

El Padre estaba parado, y más lejos, contra un árbol,
su Loba descansaba como aquella de mármol
que adoraban los Romanos, de cuyos flancos velludos
comían los Semi-Dioses Remus y Romulus.
-- El Lobo viene y se asienta, las dos piernas listas
con sus uñas de gancho en la arena metidas.
Se sabía perdido, puesto que lo sorprendieron,
con su retirada copada y todos sus veredas tomadas;
entonces atrapó, con su hocico quemante,
del más audaz perro la garganta jadeante
y nunca entreabrió sus quijadas de hierro,
a pesar de nuestros disparos atravesando su carne
y de nuestros cuchillos agudos que, como tenazas,
se cruzaban hundiéndose entre sus enormes entrañas,
hasta el último momento en que el perro estrangulado,
muerto largo tiempo antes que él, bajo sus pies ha rodado.
El Lobo lo deja entonces y seguidamente nos mira.
Los cuchillos quedaban en su flanco hasta la guarda,
clavándolo al césped todo bañado en su sangre;
nuestros fusiles rodeándolo en siniestra media luna.
Nos miraba todavía para enseguida recostarse,
lamiéndose la sangre extendida en su boca,
y, sin dignarse a saber cómo ha perecido,
cerrando sus grandes ojos, muere sin lanzar grito.

II

Reposé mi frente sobre mi fusil sin pólvora,
tomándome por pensar, y no me pude decidir
a perseguir su Loba y sus hijos que, juntos los tres,
habían querido esperarlo, y, según yo lo creo,
sin sus dos Lobeznos, la bella y sombría viuda
no le hubierado dejado sólo para cumplir tan gran prueba;
pero su deber era el de salvarlos, con el fin
de poderles aprender a bien sufrir el hambre,
para nunca entrar al pacto de los pueblos,
que el hombre ha hecho con animales serviles,
que cazan delante de él para tener una cama,
a los Primeros Dueños del Bosque y de la Roca.

III

¡Ay! pensé yo, a pesar del gran nombre de Hombres,
tengo vergüenza de nosotros, ¡débiles que somos!
Cómo se debe dejar la vida y todos sus males,
son ustedes quienes lo saben, ¡sublimes animales!

Al ver lo que fuimos sobre la tierra y lo que dejamos,
sólo el silencio es grande; todo el resto es debilidad.
-- ¡Ah! te endendí muy bien, salvaje viajero,
y tu última mirada me llegó hasta el corazón.
Decía: "Si puedes, haz que tu alma llegue,
a fuerza de quedar estudiosa y pensativa,
hasta ése alto grado de estoico orgullo
que yo, nacido en los bosques, he alcanzado.

Gemir, llorar o rezar es igualmente cobarde.
Haz enérgicamente tu larga y pesada tarea
por el camino donde la Suerte te quiso llamar,
y, después, como yo, sufre y muere sin hablar."

Mis experiencias con lobos allá en Cheuvreuse cuando tenía dos años, mi época de cazador, mas mi locura por los aviones, me impulsan para aburrirlos un poco no mucho. Ni modo, Cuasimodo. ¡Un abrazo!

Fuente:

miércoles, 20 de octubre de 2010

la Primavera de Otoño


En México tenemos dos estaciones: las Secas y las Lluvias, separadas con respectivas Primaveras. Ahí, Flores Insectos y Pájaros, se vuelven exuberantemente locos.

Estoy podando la Selva que nos dejaron las Lluvias, por acá atrás en la hacienda. En Octubre empiezan a florear los Cazahuates, árbol nacional de los Altos de Morelos. Nada como pasear por un camino bordeado con Cazahuates, cubiertos de flores blancas. La hembra abre flores por toda la copa y a todo lo largo de sus ramas. El macho sólo saca flores en la punta de sus ramas. Atrás en la hacienda, tenemos una Casahuate hembra. Para ver su traje de novia desde la casa, debo podar desorbitados plátanos.


Otro árbol donde hembra y macho son diferentes, es la Papaya (otra aportación de México al Mundo). Sólo la hembra dá fruto, aunque necesita un macho cerca para fecundarla con los Espíritus del Viento: los Insectos y los Pájaros, a cambio del néctar contenido en sus flores.

Vendavales huracanados se llevaron las nubes con lluvia éste año. Varios bichos saben que damos asilo a los huerfanitos. Algunos como el Vinagrillo, parecieran ser hijos de Hades y tienen la fama de ser venenosísimos, gracias al miedo del vulgo. Su defensa es oler a vinagre rancio, exudando gotitas de ácido a lo largo de su cola; llegan a usarla como látigo, para lanzar su peste a corta distancia. Si te tocas los ojos, arde. Hay que enjuagarse las manos con agua después de agarrarlo. Es absolutamente inofensivo y ayuda contra otras plagas de casa y jardín.


Otros son delicadas bailarinas, como las Mantis. Curiosamente, éste año las Mantis son color paja, en vez del usual verde fosforecente. ¿Indicarán que avecina una seca extensa e intensa? Cada año las Lluvias se atrasan más y más... (o son demasiado intensas, o duran cada vez menos). También hay lugares donde les tienen miedo, como en los cafetales de Chiapas: dicen, que si rozas una Mantis te dá calentura toda la noche. ¡Pamplinas! Les gusta la amistad con humanos, especialmente por el cuello y la cabeza: ahí se comen todos los mosquitos que llegan para chuparnos la sangre.

Anoche Iván no venía a dormir al pasillo, frente a los cuartos de arriba. Lo busqué en el jardín y lo encontré acostado junto un algo peludo. Cuando me vió, lo empujó con su nariz para hacerlo andar, mirándome para que lo ayudara.

Era un Tlacuache, un poco mojado por los lamidos de un Iván que intentaba reanimarlo. Fuí por una pala para recogerlo y enterrarlo; al pasar por la cocina, le eché un vistazo para ver dónde estaba lastimado... tenía los ojos en blanco, el hocico entreabierto con la lengua de fuera y sus manos (tienen cuatro manos) apretadas contra él, así como su cola enrrollada en caracol. (su cola es prensil).

Por más que trataba de abrirlo o extenderlo, nada. Al tomar su cola, se extendía bien y la enrrollaba al soltar. Lo agarré de la cola (se cuelgan de su cola, no le lastima) estirando bien mi brazo fuera de sus colmillos. Sus ojos me miraban atentamente y su boca seguía entreabuerta mostrando colmillos. Al revisarlo dándole toda la vuelta girándolo desde su cola, no tenía heridas. Mientras, Iván pedía jugar con él como hace con los mininos.

Sabiendo que éstos marsupiales son maestros del engaño, concluí que estaba petrificado de terror ante el tamaño de Iván y estaba dizque "muerto" como defensa. Tenemos una pared de piedra separándonos del terreno adjunto. Ahí Iván no se puede subir. Con la escalerita en una mano y el Tlacuache colgando en la otra, lo dejé arriba de la pared. Si se estaba muriendo lo enterraría mañana y si estaba sano, de ahí se pondría a salvo.

Ésta mañana ya no estaba. Mi corazón está contento porque Iván tiene buenos sentimientos. Nunca atacó al Tlanuache (ni fué atacado tampoco) cuyo peor pecado fué ¡robarse las croquetas! (como las ardillas). El día que Blau (nuestra Siamesita eléctrica) parió SEiS mininos, estaba viendo todo atrás de la ventana: ahí aprendió a reanimar lamiendo.

Los bichos saben bien quién los vé como iguales, quién los puede ayudar en su andar. En la avenida Reforma de nuestra capital, un mono araña (con su collar, noté) caminaba por el camellón central, deseperado. Me vió y se subió sobre mi hombro, me abrazó la cabeza y enrrolló su cola en mi cuello, como diciendo ·"de acá no me mueve nadie"·. Pasados unos minutos ví, tres cuadras más arriba a chiquillos deseperados buscándolo, al cuidado de una hermana mayor. Me acerqué y les pregunté "¿Buscan a éste fugitivo?"· el cual se bajó para darme la mano y jalarme hacia los niños. Ni duda que eran su familia... (ya me había encariñado)

En la feria de Puerto Progreso (1972) fuimos a cenar antojitos yucatecos; pambazos, sopa de lima, mucbi-pollo, pastel de cazón (de tiburón bebé). Vicky tenía un hambre caníbal en aquél su primer embarazo. También le abría el apetito caminar descalza 2 Km diarios, sobre la arena floja de la playa, para reforzar su columna. Nos detuvimos en un puesto de baratijas con cierto encanto, cuando sentí que algo más pesado que un gato aterrizó sobre mi hombro derecho. Cuando miré quién era tan confianzudo, estaba al ojo con ojos de azul violeta, pupilas muy atentas sobre destellos de brillantes. ¡Un Ocelote! Como mi amigo Pijón, allá en el Tabasco del pasado...

Antes de pensarlo, le estaba acariciando el cuello y empezó sus ronroneos. Mientras miraba de dónde salió, ví a una familia entera buscando por todos lados, hasta que notaron mi hombro con su Ocelote. Tontamente pregunté si lo vendían... ¿acaso vendería yo, mi mascota que crié desde chica? Claro que no...

Los bichos saben que no les tiengo miedo aunque sí los respeto, que dialogo con ellos sin importar su olor, su aparente belleza (algunos bichos son feos para nuestra estética) o su ponzoñeidad; los ayudo en lo que pueda. Y madre Natura también ayuda: me han picado cantitad de alacranes (mexicanismo para escorpiones) que nunca me han trabado: soy inmune. (menos mal; miren que Vicky ¡es Scorpio!)

Enlaces:

jueves, 14 de octubre de 2010

¿Porqué me gusta tanto la Montaña?


Fué en aquel entonces, rescatado después de cuatro meses atrapado en la Montaña y descansando en su Caribal, cuando preguntaron aquellos salvadores tan inmersos de cotidianidad, que parecieran sordos y ciegos a tanta belleza:
  • Y ¿porqué le gusta tanto la Montaña, don Von?
Deseaba que aquella mi boca llena con impotencia muda, compartiera de su Vida los colores y de su Existencia la música, a unos ojos que por tedio ven sin mirar, a unas orejas que por tedio oyen sin escuchar ···
··· pos: ¡Por todo ésto!

viernes, 6 de agosto de 2010

* ¿A qué le tiro cuando Sueño? *

«a Escoger mi Destino cuando ‘Cuelgue el Traje’»


"¡¡Ave, Todopoderosas!! Faciendo lo posible (dadas mis limitaciones) por comportarme y ayudar a mis semejantes, hé ahí que Sus Gracias me lo premiarían P'ARRiBA al CiELO... bueno, Usías que Todo lo Saben y Todo lo Conocen, les ruego tomar a cuenta mis Grandes Fallas:"














  • Un Pavor a las Alturas, que el Paracaidismo ni quitó ni pudo corregir.
  • El FRíO, me hace totalmente infeliz.
  • Carezco de Talentos Musicales, incapaz de tocar al Harpa.
  • Los Ángeles, carecen de sexo.
  • Diez Mil Vírgenes, tramposas carentes sexo (así, quién no).
  • Mis Grandes Amistades, estarán Ay'ABAjO.
  • Hace calorcito, Ay'ABAjO.
  • El consumo de Alcohol, está permitido Ay'ABAjO.
  • Muy Bellas Mujeres, m'esperan Ay'ABAjO (y nada Santas: ¡Benditas Sean Sus Mercedes!)





"No vayan Astédes a pensar que comportarme ayudando a otros me aburra: al contrario, es lo que más me gusta; PERO la Premiación Tradicional es TAN desanimante COMO desanimadora... UN favorciyo, Eminencias; su Venia para escoger mi Destino P'ARRiBA o Ay'ABAjO, cuando m'embarquen D'Esta Ribera"
"Con Amor, su humilde MiLUsos"

Ay'ABAjO - Candela Tours

lunes, 14 de junio de 2010

el Bungalow

Prólogo
Cuernavaca: Mayo de 2010

Éste Sábado, la búsqueda por las refacciones de la caja automática del Trácker, me acercó al domicilio de Teo mi E-gurú (maestro en reparación y programación de PeCés); decidí visitarlo e invitarle unos tacos. Cuando me abrió la entrada a su fraccionamiento, me dijo:

"Cuidado al pasear Iván con la Combi; así se acaba de matar un señor y pensé, no vaya a ser mi amigo Yan"- mientras me pasaba el Extra de Morelos. Ya en su casa empecé a leerlo, viendo (clickar en) ésta página a la derecha:

Siendo ésa Combi tan similar a mi Perica, Teo y yo nos preguntamos a qué velocidad la manejaba ése señor y porqué estaba su perro corriendo ahí solito por abajo. Cuando salgo con Iván, se pone de copiloto. Si paro y abro la puerta, sale a pasear conmigo; sin la correa si es en el bosque, o con la correa si es por la ciudad (para que ni lo atropellen, ni espante gente, ni  ande marcando todo). Cómo fué que no alcanzó a frenar...antes de llegar al párrafo  -"...recibió un golpe mortal en la cabeza, misma que le causó la muerte,.."- (¿humor negro involuntario?) leo que -"Se trata de Max vonSon Gallut..."- Me quedo petrificado: es el hermano mayor de Carlos, mi tocayo de balas en la columna ...
Tetela del Monte está a unos quince minutos manejando desde Armonía. Max murió por donde voy a comer truchas frescas. Empiezo a narrarle ésta mi historia a Teo:

El Bungalow - I
Tlayacapan: otoño, invierno de 1978/79

Contento de ocupar por fin el bungalow, a pesar de vagos rumores pueblerinos. Por lo pronto ahí nada más guardo mis cosas; tengo trabajo como jefe de transportación manejando la Combi '59 T-1 de Scott, en un largo metraje en 35 mm sobre la revolución mexicana. Sólo estaré los Domingos durante las primeras cuatro semanas de filmación, las que se pasan volando.


Combi T1 en las mismas condiciones que la de Scott

Para Navidad llegó Vicky y los niños, acompañada con una amiga y sus niños. Prendemos la chimenea y hacemos crepas para el desayuno. Recordamos a Michael y otros ocupantes del bungalow y de cómo la soledad los trantornaba y salían huyendo para no volver a saber jamás de ellos. Salvo alguno que otro que ni nos quería volver a saludar. No convivían con la gente local pues se sentían intelectuales, cineastas y necesitados de la civilización urbana DeFectuosa, más a su altura según ellos.

Acá, a las 9 de la noche todo el pueblo se retira a sus casas hasta el amanecer siguiente. Si quieres un bar o alguna vida nocturna debes irte hasta Cuautla (¡nada recomendable!). O bien atender las fiestas del carnaval y algunas otras fiestas religiosas en casi cada fin de semana durante todo el calendario anual; tradiciones que nos dejó la época de la Colonia. Con gente sencilla del campo cuyo sentido del humor puede ser tan irreverente como certero. Y para ser aceptado hay que aguantar vara con ellos...con un gañote de pirata para pasar aguardiente de caña del 96º, del que sirve hasta para desinfectar. A morro, nada de vasos.


Breve descripción de Tlayacapan

Ya terminado el maratón Guadalupe-Reyes, llega Febrero con sus aires vendavales y vistas maravillosas de los volcanes. De noche me despierta un ladradero de perros por todo el vecindario, aunado a chillidos de cerdos, gorgoteos de guajolotes y cantos de gallos de pelea. Me visto y salgo al jardín con mi lámpara portátil, también reviso el garage pero nada encuentro. Salgo a la calle, y tan sólo veo perros mientras la bulla se vá apagando y todos regresan a dormir. Estando la Luna tan Llena, lo achaco todo a su inquietadora influencia sobre nuestra Naturaleza.


el Sombrerito visto desde mi cama (cerro de la derecha)
Al amanecer, desde el tapanco en mi cama bajo las vigas y las tejas, corro las cortinas para ver cómo se vá iluminando el Sombrerito a medida que sale el Sol. Pero... hoy nada más veo un ramerío de Eucaliptos que tapan todo el techo de la cocina y mi ventana. Salgo al jardín para apreciar qué está pasando. Y veo que un Eucalipto enorme (de unos 30 metros de altura) simplemente se giró sobre sí mismo con el vendaval, astillando su tronco a tres metros del suelo y ¡vínose abajo!..ése tronco fácilmente tiene un metro de diámetro  ahí por donde se astilló: ¡no quiero ni saber el peso del árbol completo! ¿Cómo fué que resistieron las vigas que sostienen las tejas? Ni siquiera están fuera de su lugar...

Ya de cerca veo que otro Eucalipto podado hace un mes, quedó en forma de horqueta como a cuatro metros del piso, a un metro de distancia del ahora caído. Cuando se vino abajo y a punto de aplastar el techo entero de mi bungalow, detuvo todo su peso la horqueta del podado. Las ramas nada más rozaban todo el techo de mi bungalow y el de junto sin lastimar ni una teja, algo realmente milagroso. Scott trajo a mi compadre Lucio y se hizo la limpia de rigor, tanto al lugar como a nosotros. Y se puso un altar con ofrenda fresca todos los días por si las moscas.

Ahí viví dos años bastante a gusto, con Vicky y los niños visitando constantemente con algunas amistades a veces. Cuando dejé el bungalow fué para rentar casa en Santa Mónica y dedicarnos a los niños. Nada raro sucedió más en ése bungalow; sólo algunos rumores pueblerinos pregonando si yo era brujo o si tenía pacto con el Diablo...nadie más quería rentar ése bungalow otra vez.

El Bungalow - II
Cuernavaca: primavera de 1983

Pasamos dos años en Santa Mónica, dedicándome de lleno a trabajar el Taller Móvil con mi Bula Matari. En el '80 murió Line (mi ombligo) y en el '82 nos mudamos a Cuernavaca: con mejor clima y sin la urbanización tan excesiva de la capital. Los niños entraron a Ilnamiky, la escuela activa donde estudiarían primaria y secundaria. Seguido visitaba a Scott en Tlayacápan y así conocí a los nuevos inquilinos del Bungalow: Carlos vonSon y su esposa Adriana.

Carlos era cazador; Adriana y él manufacturaban diferentes artículos de piel con sus presas, que también les daban alimento. Desde bolsas y morrales hasta fundas para armas o navajas suizas. Un día recibí éste telefonazo:

"Soy Carlos, estoy en Cuernavaca; necesito hablar contigo pues tuve un accidente. Vivo en Rancho Tetela, en casa de mi hermano"
Conocí a Max después de tocar en su casa para preguntar qué accidente tuvo su hermano Carlos. Cuando abrió nos presentamos y me llevó al cuarto de su hermano. Sentado desde su silla de ruedas, Carlos nos contó toda la historia:

"Te llamé porque tú también recibiste un balazo en la columna."- (ver ¡Sorpresa de Cumpleaños!) -"La semana pasada fuí a cazar de noche por las barrancas cerca de Tlayacapan, con un amigo y mi perra. Nos separamos para entrar a la barranca por ambos lados y encerrar nuestra presa al centro. Cuando mi amigo vió los ojos de la perra, creyó que era un puma y disparó.

"Como yo venía atrás de la perra nada más me dió tiempo a voltearme, recibiendo tres impactos con postas: uno en el muslo, otro en el brazo y el tercero en plena columna, abajo de la cintura. La perra me acompañó hasta que llegó el rescate y me llevaron al hospital de Cuautla. Allá se declararon incompetentes y me trasladaron a México, al hospital ABC donde mi padre es accionista.

"Un cirujano amigo de mi padre tomó el caso como favor especial. Me retiró la bala y me dijo que ya no volveré a caminar. Tú también al principio, cuando te dieron el balazo, también estuviste en silla de ruedas al principio ¿verdad?"

Me quedé helado escuchando una cadena de herrores, formada con un eslabón tras otro, guiando al Destino hacia ése callejón sin salida llamado Tragedia:

  1. - cuando sales de cacería en grupo (cualquier cantidad más de uno sólo, se considera 'un grupo') la presa vá al frente de la línea de tiro y se mandan el o los perros, a traer la presa hacia la línea de tiro. NUNCA se ponen encontrados a los cazadores y ¡aún menos de noche!

  2. - llevar a un novato miedoso, que ni siquiera sabe distinguir los colores del reflejo en los ojos de los animales. No sólo hay perros sueltos de noche, también andan vacas, burros, mulas, gallinas, guajolotes, patos...que uno no quiere matar porque te los cobran a precio de oro. Son el sustento de sus dueños, ya sea por sus materias primas como la leche o el huevo o bien como animal de trabajo para la yunta. Y no han visto ningún puma por ahí desde la Revolución de 1910...

  3. - el cirujano no era experto en heridas de combate. Hasta el más ignorante sabe que al extraer una bala de la columna, jala por vacío la gelatina llamada médula espinal: por éso traigo conmigo la bala incrustada en mi columna desde hace 47 años...el director del (ahora desaparecido) Hospital Francés, era amigo de mis padres desde que fué maquí durante la ocupación alemana, con amplia experiencia en heridas de combate.

  4. - rentar un bungalow notable por los accidentes que acontecen a sus moradores (no así a sus dueños: sólamente a ocupantes y de largo plazo. Si te quedas una noche a dormir no  te pasa nada) y sin hacer una limpia previa. Los protegidos tenemos Suerte, que sin ella... más vale no haber nacido, ni ocupar bungalows, ni recibir balas, ni pasear perros, ni manejar Combis... como mi narración indica.

Dos vocecitas dentro de mi cabeza dialogaban; una diciendo que la mentira por lástima nada más empeoraría ésta situación, la otra preguntando ¿porqué me tocan a mí tales situaciones? Yo como buen tercero, escuchaba mi diálogo interno mientras le respondía a Carlos:

"No Carlos, yo desde el principio tenía movimiento de mis extremidades. El dolor me impedía mover bien la pierna del freno, por lo que pedí a don Adolfo que manejara para evitar un accidente. Cojeando, pero podía caminar sólo.

"Una semana después, manejé 1,000 Km hasta México para sacarme la radiografía en el hospital, donde me dijeron que no había que moverla y aquí la traigo incrustada. ¿Porqué ibas de cacería con un novato y lo dejaste sólo?"

Noté que Adriana su mujer desviaba la mirada, mientras que Carlos se aflojaba en su silla.

"Te toca a tí desmentir al médico que te puso en la silla. Hay paralíticos cerebrales de nacimiento que aprenden a caminar y coordinar sus movimientos, con terapias que puentean al cerebro hacia otras áreas conectadas. Toma meses y hasta dos o tres años. Vicky ayudó muchas de ésas terapias con acupuntura, para acelerar ése puenteo. Debes estar en un lugar con piscina, porque muchas terapias son en el agua, así la columna no carga tu peso."

Fueron comienzos duros. Carlos pasó por etapas desde intentar pegarse un tiro en la sien, hasta rentar casa con piscina en Tepoztlán para recibir todo tipo de terapias. Al año recuperó el control de esfínteres, la sensibilidad y el movimiento de su pierna izquierda. Un ortopedista local le hizo una funda para mantener recta la otra pierna insensible; con muletas, Carlos por fín empezó a dejar la silla de ruedas. Mientras, Adriana se separó de él.

Sus papás lo mandaron a Ensenada BC, y se inscribió en la Universidad de San Diego para estudiar Oceanografía. Empezó a practicarla buceando, con lo que regresó a la Naturaleza que tanto le gustaba. Además de que moverse en el agua ayuda mucho a su columna. Y perdimos su pista desde ahí, hasta recibir las noticias del hermano que me dió Teo, llegando a su casa.

P.S.- ...los vientos de Tlayacapan soplan que al novato le gustaba Adriana...

Epitafio

Al contarle a Teo ésta historia, se me salió -"¡Pero qué familia tan salada!"



...se lo dedicamos a todos:
Iván, la Perica y éste MiLUsos seguimos paseando muy a gustito y en equipo.

martes, 9 de febrero de 2010

Las Cinco Vocales

de mi talentoso amigo 'el Poeta' Mario Licón;
camarada del Abrevadero de los Dinosaurios en Tepoz,
ahora residente en Sidney NSW Australia:


LAS CINCO VOCALES


La famosa escritora española Lucía Echevarría, ganadora del Premio Planeta, dijo en una entrevista, que "murciélago" era la única palabra en el idioma español-castellano que contenía las 5 vocales. Un lector, José Fernando Blanco Sánchez, envió la siguiente carta al periódico ABC para ampliar su conocimiento:

Carta al director del diario ABC:

Acabo de ver en la televisión estatal a Lucía Echevarría diciendo que "murciélago" es la única palabra en nuestro idioma que tiene las cinco vocales. Mi estimada señora, piense un poco y controle su "euforia". Un "escuálido" "arquitecto" llamado "Aurelio " o "Eulalio", no recuerdo, dice que lo más "auténtico" es tener un "abuelito" que lleve un traje "reticulado" y siga el "arquetipo" de aquel viejo " reumático" y "repudiado", que "consiguiera" en su tiempo, ser "esquilado" por un "comunicante", que cometió "adulterio" con una "encubridora" cerca del "estanquillo", sin usar " estimulador". Señora escritora, si el "peliagudo " "enunciado" de la "ecuación" la deja " irresoluta", olvide su "menstruación" y piense de modo "jerárquico". No se atragante con esta "perturbación", que no va con su "milonguera" y "meticulosa " "educación". Y repita conmigo, como diría Cantinflas: ¡Lo que es la falta de ignorancia!



Fuente: PORTANERA

lunes, 1 de febrero de 2010

El Mayab





la Tierra del Faisán y del Venado



pirámide de Kukulcán, Chichén Itzá

Hace mucho, pero mucho tiempo, el señor Itzamná decidió crear una tierra que fuera tan hermosa que todo aquél que la conociera quisiera vivir allí, enamorado de su belleza. Entonces creó El Mayab, la tierra de los elegidos, y sembró en ella las más bellas flores que adornaran los caminos, creó enormes cenotes cuyas aguas cristalinas reflejaran la luz del sol y también profundas cavernas llenas de misterio. Después, Itzamná le entregó la nueva tierra a los mayas y escogió tres animales para que vivieran por siempre en El Mayab y quien pensara en ellos lo recordara de inmediato. Los elegidos por Itzamná fueron el faisán, el venado y la serpiente de cascabel. Los mayas vivieron felices y se encargaron de construir palacios y ciudades de piedra. Mientras, los animales que escogió Itzamná no se cansaban de recorrer El Mayab. El faisán volaba hasta los árboles más altos y su grito era tan poderoso que podían escucharle todos los habitantes de esa tierra. El venado corría ligero como el viento y la serpiente movía sus cascabeles para producir música a su paso.

Así era la vida en El Mayab, hasta que un día, los chilam, o sea los adivinos mayas, vieron en el futuro algo que les causó gran tristeza. Entonces, llamaron a todos los habitantes, para anunciar lo siguiente:

—Tenemos que dar noticias que les causarán mucha pena. Pronto nos invadirán hombres venidos de muy lejos; traerán armas y pelearán contra nosotros para quitarnos nuestra tierra. Tal vez no podamos defender El Mayab y lo perderemos.—
 
Al oír las palabras de los chilam, el faisán huyó de inmediato a la selva y se escondió entre las yerbas, pues prefirió dejar de volar para que los invasores no lo encontraran. 

Cuando el venado supo que perdería su tierra, sintió una gran tristeza; entonces lloró tanto, que sus lágrimas formaron muchas aguadas. A partir de ese momento, al venado le quedaron los ojos muy húmedos, como si estuviera triste siempre. 

Sin duda, quien más se enojó al saber de la conquista fue la serpiente de cascabel; ella decidió olvidar su música y luchar con los enemigos; así que creó un nuevo sonido que produce al mover la cola y que ahora usa antes de atacar. 


el Jaguar y la Luna

Como dijeron los chilam, los extranjeros conquistaron El Mayab. Pero aún así, un famoso adivino maya anunció que los tres animales elegidos por Itzamná cumplirán una importante misión en su tierra. Los mayas aún recuerdan las palabras que una vez dijo: 

—Mientras las ceibas estén en pie y las cavernas de El Mayab sigan abiertas, habrá esperanza. Llegará el día en que recobraremos nuestra tierra, entonces los mayas deberán reunirse y combatir. Sabrán que la fecha ha llegado cuando reciban tres señales. La primera será del faisán, quien volará sobre los árboles más altos y su sombra podrá verse en todo El Mayab. La segunda señal la traerá el venado, pues atravesará esta tierra de un solo salto. La tercera mensajera será la serpiente de cascabel, que producirá música de nuevo y ésta se oirá por todas partes. Con estas tres señales, los animales avisarán a los mayas que es tiempo de recuperar la tierra que les quitaron.—
 
Ése fue el anuncio del adivino, pero el día aún no llega. Mientras tanto, los tres animales se preparan para estar listos. Así, el faisán alisa sus alas, el venado afila sus pezuñas y la serpiente frota sus cascabeles. Sólo esperan el momento de ser los mensajeros que reúnan a los mayas para recobrar El Mayab. 


Palenque, Chiapas
  • del libro: Leyendas Mayas por Gloria Morales Veyra
  • ilustraciones: Frederic Cartherwood - siglo XIX